Las clases de inglés para empresas: qué opciones existen para formar en inglés a los empleados de una empresa

En este artículo te explico las ventajas de formar a los empleados para que hablen bien inglés y qué tipos de cursos existen para empresas en el mercado de la formación en lengua inglesa.

Las ventajas de ofrecer un curso de inglés a los empleados de una empresa

Las ventajas de formar en inglés a los empleados de una empresa son muchas:

  • Acceso a recursos globales: Los empleados con un buen nivel de inglés pueden acceder a una amplia gama de recursos, información y oportunidades comerciales internacionales que de otro modo les estarían vedados debido a las barreras lingüísticas.
  • Comunicación efectiva: En una empresa multinacional, tener un personal con un buen nivel de inglés mejora la comunicación interna y permite la colaboración entre equipos provenientes de diferentes países.
  • Competitividad global: En un mundo cada vez más interconectado, tener empleados que dominen el inglés aporta una ventaja competitiva, ya que facilita la expansión a nuevos mercados, la negociación con socios internacionales y la atracción de talento global.
  • Desarrollo profesional: Para los empleados, aprender inglés abre nuevas oportunidades de desarrollo profesional dentro de la empresa. Por ejemplo, pueden acceder a cursos, conferencias y recursos en línea en inglés, así como tener la posibilidad de trabajar en proyectos internacionales o trasladarse a sucursales en el extranjero.
  • Retención de talento: Ofrecer programas de formación en inglés es un factor atractivo para atraer y retener talento. Las personas más brillantes quieren trabajar en empresas donde haya oportunidades de desarrollo profesional y la posibilidad de mejorar sus habilidades lingüísticas.

El mercado de las clases de inglés para los empleados de una empresa

Las opciones que existen en el mercado de las clases de inglés para empresas son las siguientes:

  • Cursos presenciales: Estos cursos los imparten instructores de inglés en el lugar de trabajo o en centros de formación externos. Los empleados reciben lecciones de inglés cara a cara, lo que les permite interactuar directamente con el instructor y practicar sus habilidades lingüísticas en un entorno controlado. Es la opción más clásica para formar en inglés a los empleados.
  • Cursos en línea (online): Los cursos de inglés online ofrecen flexibilidad a los empleados al permitirles estudiar en su tiempo libre y a su propio ritmo. Pueden acceder a materiales de aprendizaje específicamente diseñados para aprender inglés, realizar ejercicios interactivos y participar en clases virtuales a través de plataformas educativas en línea. Esta opción es la que más ha crecido últimamente debido a su coste y a sus muchas ventajas.
  • Clases particulares: Algunas empresas ofrecen clases particulares de inglés a sus empleados. Estas clases están diseñadas para adaptarse a las necesidades individuales de cada empleado y se centran en áreas específicas, como la conversación, la gramática o la comprensión auditiva. Esta es la opción más utilizada para formar en inglés al personal directivo de las empresas.
  • Programas de inmersión: Los programas de inmersión en inglés son intensivos y proporcionan a los empleados una experiencia de aprendizaje inmersiva. Esto puede incluir viajes al extranjero, estancias en centros de idiomas o talleres intensivos en el lugar de trabajo. Esta es una opción que está creciendo mucho debido a los excelentes resultados que se consiguen en poco tiempo.
  • Cursos personalizados: Algunas empresas ofrecen programas de formación en inglés personalizados para satisfacer las necesidades específicas de su industria, sector o roles laborales. Estos cursos forman al empleado en vocabulario y situaciones relacionadas con el trabajo. Esta opción hace que el aprendizaje sea más relevante y práctico para los empleados.
  • Cursos de habilidades específicas: Además de cursos de inglés general, también hay programas que se centran en habilidades lingüísticas específicas, como la escritura de informes, la presentación en público o la comunicación comercial (inglés para los negocios).

Quién paga las clases de inglés para empresas

Hay varias maneras de financiar los cursos de inglés para empresas:

  • La empresa: Muchas empresas financian completamente los cursos de inglés para sus empleados como parte de su programa de desarrollo profesional, ya que lo consideran una inversión en la mejora de la competitividad de la empresa en el mercado global.
  • Acuerdos de reembolso: Algunas empresas reembolsan parcial o totalmente a los empleados el coste de los cursos de inglés que estudien por su cuenta. Esto suele estar sujeto a ciertos requisitos, como completar con éxito el curso.
  • Co-financiación: Algunas empresas optan por compartir el coste de los cursos de inglés junto con sus empleados pagando sólo una parte del mismo.
  • Formación bonificada: En España existen programas que bonifican a través de Fundae la formación de los trabajadores de las empresas, incluyendo los cursos de idiomas.